jueves, 20 de mayo de 2010




viernes, 14 de mayo de 2010

fuego amigo

Largo camino. Por el buen camino.

Ningún gurú, ningún juego.
Ningún maestro. Muchos profesores.
Lo más importante es el fuego.
Este fuego bajo la lluvia de abril cambiando radicalmente mi percepción de la llama.
Está vivo.

Estoy cada vez más convencida de la irrelevancia de los conos y pirómetros, de las discusiones sobre la reducción y la oxidación.
Es suficiente con sentir el calor en la piel.
La complejidad del color, la luz y la superficie dan una información más coherente y precisa que cualquier otro dispositivo.

La última noche de la quema, mientras estaba alimentando el fuego, experimenté una convergencia dramática de los sentidos, una conciencia acrecentada.
El ritmo de la cámara de fuego era una danza natural.
Jugamos y conversamos. Una conversación sin fin. Profunda y extraña. Yo soy todo. Todo es todo. Usted está.

Lleno y vacío. Fuego Amigo







Estamos orgullosos de este trabajo. Estas vasijas y esculturas son un reflejo de nosotros mismos, pero también de otros. Objetos  misteriosos.
Yolanda

martes, 4 de mayo de 2010